LO ÚLTIMO

El día que Muhammad Alí gozó con Fania All Stars - Segundo Alcalde



Solo faltaba un haz de luz para que acompañara a Muhammad Alí durante su estadía en Kinshasa, Zaire. Porque el resto estuvo ahí. La gente coreando su nombre a cada paso que daba, los fotógrafos girando a su alrededor y fanáticos buscando la foto soñada. Era 1974 y la leyenda eterna que nos dejó la noche del viernes se preparaba con mucho sacrificio para protagonizar la que fue denominada ‘La pelea del siglo’ ante Joe Foreman, otro de los grandes pugilistas de la categoría pesos pesados. El combate entre estos dos mastodontes se llevó a cabo el 31 de octubre del año en mención gracias a las gestiones del controvertido pero carismático empresario Don King y el tirano Mobutu Sese Seko quien gobernaba a dicha nación africana, hoy República del Congo.

Justamente Seko Seko quiso hacer gala de su poder y apuntó a algo más grande. Que llamará la atención de todo el mundo y sobre todo de sus más acérrimos enemigos del continente negro. El tirano sin importarle que su pueblo se muriese de hambre despilfarró mucho dinero y organizó un show llamado Zaire 74 que incluía no solo a la pelea entre Alí-Foreman, sino también eventos culturales y sobre todo musicales.

Para ello no se pensó en las grandes bandas de rock que pasearon su talento en las tarimas de Woodstock 68, sino en una banda integrada por músicos latinos, creada en la Gran manzana, Nueva York. Esa orquesta era nada menos que la Fania All Stars que ya gozaba de fama debido a sus grandes presentaciones en diferentes escenarios de la capital del mundio y del continente americano. Ese día el trabuco liderado por Johnny Pacheco ofreció quizá el mejor recital de toda su historia. Dicen que al estadio Statu Hai de Kinshasa asomaron cerca de 80 mil espectadores que no solo vibraron con los pasitos de baile del gran Alí, sino también con las voces melodiosas de Celia Cruz, Cheo Feliciano, Ismael Miranda, Ismael Quintana, Santos Colón y el inigualable Héctor Lavoe quien le dedicó una frase en plena canción de ‘Mi Gente’ al tirano Mobutu Sese Seko al apuntar con énfasis ‘Que viva el Presidente’.

Ese día a que se le puede catalogar como mágico quedará grabado por siempre en el mundo del espectáculo y el deporte porque se juntaron dos grandes en un mismo escenario: el mejor de todos los tiempos, Muhammad Alí y una orquesta que pegaba como él, pero éxitos llamada Fania All Stars.

Facebook Follow

YouTube

Salsa y placer hasta vencer

Salsa y placer hasta vencer
El Molestoso Enrique Romero Cano (1958-2016)